viernes, 10 de abril de 2015

No soy miserable

No soy miserable

Aunque me veas en una silla de ruedas, no soy miserable.
Por mas que luche por una simple tarea como conectar mi computadora, no soy miserable.
El no poder levantarme y darte una patada, no me hace miserable.

Por mas que escuche como te expresas de mi, no me hace infeliz. Obviamente tu comentario lo escucho y me afecta pero no por eso te doy la fuerza y el poder de hacerme miserable o infeliz o triste.

Por mas que la gente piense que soy triste y que me la paso llorando en el rincón de mi cuarto, no gente, eso no pasa. 

Me molesta levantarme temprano, como a la mayoría. Me paso un rato buscando los zapatos adecuados para el vestido, como la mayoría. Me peino mas de tres veces para luchar contra ese mechón, como la mayoría. Como, bebo, sonrío, trabajo, platico, disfruto, me enojo y sueño, tal vez un poco mas que la mayoría. Pero eso no lo provocó un choque, eso siempre ha sido así.

No te dejes engañar, no soy infeliz ni miserable. Aunque no lo creas soy feliz. ¿Puedo ser mas feliz? Obviamente si. Veamos si mañana soy un poquito mas feliz. Veamos si mañana tu ves un poco mas allá de lo que te dice la sociedad acerca de una mujer de 30 años moviéndose en una silla de ruedas.

Veamos si mañana somos ambos mas felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario