viernes, 6 de febrero de 2015

Impacto

Hoy, como cualquier día, despierto, hago mi rutina, un estirón por aquí, un estirón por allá, me arreglo y a las 9 o pasaditas estoy frente la computadora organizando mis tareas laborales del día. Veo mi correo, organizo y doy prioridad a lo urgente.

El día de hoy, abro mi correo y veo un mensaje de un cliente que no he contactado en años. No es que no haya recibido correos de apoyo o aliento antes sino se me hizo tan honesto que alegró mi corazón.

He aquí el mensaje.

"Hola Gaby, buenos días, espero te encuentres bien.

Ayer estuve viendo algunos pendientes con (su jefe) y me comento que tuviste un accidente en carretera y que aun no estas del todo bien.

No te desanimes mientras hay vida hay esperanza, hay que echarle el doble de ganas y salir adelante.

Ya sabes que no como compañero, sino como amigo cuentas conmigo!

Recibe un abrazo muy especial y ojala y no perdamos el contacto.

Dios te bendice"

Un mensaje corto pero lo sentí tan sincero y mas porque no he tenido contacto con él desde 2010, mucho antes de mi accidente.

Uno no se da cuenta del impacto que podemos tener en los demás. Él definitivamente hoy ha tenido un impacto fuerte. Y ahora reflexiono ¿acaso yo he tenido este impacto en alguien sin darme cuenta? 

Espero que sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario