domingo, 11 de mayo de 2014

Vuelooooooo

Estimados

Hoy les platicaré de una historia amorosa (no mi historia aún jeje). Hace unos años, una linda Oaxaqueña conoció a un chico Veracruzano en el oficina Puebla de EY. Después de un cortejo estable de dos años, se casó la pareja en Huatulco y fui invitada hace unos meses. Yeeeeeei. La novia es una lindísima e inteligente mujer. Esta invitación me alegró en muchos sentidos y desde que recibí la invitación acepté (aún sin saber toooooooooooooodo lo que implicaría).

Viajar siendo cuadripléjica es digamos, interesante. Viajar siendo una new cuadripléjica es aún más interesante. Pero viajar siendo una new cuadripléjica recién operada es suuuuuuuuuuuuuumamente interesante jajaja. Imagínense tooooodo sin poder mover mi mano izquierda. Si quería moverme tenía que pedir apoyo. Fue muy desesperante para mi ya que mal o bien yta podía moverme por mi cuenta antes de la operación. Sin embargo, confío en que el resultado en 4,meses habrá valido la pena.

¿Quién viajaría?
Siendo sincera pensé solo en llevar a mi enfermera, luego de pensar dos segundos dije que mala hija, llevaré a la familia. Después de todo este revoltijo de estrés emocional y físico que se presenta cuando un miembro de la familia adquiere una discapacidad, era necesario un descanso. Llevaría a la familia a comer y beber en la playa. So, problema solved.

¿Cómo llegaría a Huatulco?
Obviamente de Monterrey a Huatulco debemos ir en avión. Sin embargo, en mi vida pre-lesión jamás vi a alguien en silla de ruedas viajar por lo tanto sería algo nuevo para mí. Empecé a buscar información relacionada a viajar en avión desde la perspectiva de un lesionado medular. Tooooooooooooodos los comentarios me daban miedo, hablaban pestes y decían tooooodo lo malo del mundo. Mis expectativas eran muy bajas. Sin embargo, mi deseo de viajar era mas fuerte así que dije, okay ya se tooooodo lo malo que me puede pasar entonces me prepararé en todo lo que pueda.

Al comprar los boletos de avión, hablé a la aerolínea a cerciorarme que tuvieran una silla pasillera en todos los puntos que lo necesitaría. Incluso llamé una semana antes y un día entes del vuelo. Entonces el traslado de Mty a Huatulco haciendo escala en DF estaba resuelto.

La silla pasillera es como en esta foto. Yo no soy la de la foto jejeje solo que a mi me queda gigante, soy muy pequeña por lo visto. Mis pies no tocan el suelo y por lo tanto no tengo un punto de apoyo y me movía mas de lo normal.

La realidad de como sucedieron las cosas fue muy diferente. Tooooodo el protocolo era nuevo desde el check in de mi silla hasta la espantosa silla pasillera. Ese día me levanté mega tempra. De alguna manera cupimos en el carro tres maletas, mi silla y mi familia. Llegamos a las 8 al aeropuerto y todo bien. Pregunté lo normal de como llegar a la puerta de abordaje. El aeropuerto de Monterrey tiene un 10 en accesibilidad y protocolo de revisión y todo muy bien estrellita Monterrey. Así como revisan a una persona convencional, así también me toquetearon para que no llevara cosas. Fui la primera en abordar, mi hermano y mi papá me ayudaron en moverme de mi silla a la pasillera y ponerme en mi asiento. Fue menos caótico de lo esperado. Piece of cake.

En DF todo bien cuando llegamos. No hubo complicación. Fuimos los últimos en desembarcar y todo excelente. Estuvimos en la sala de espera. Mi hermano trabajando en un proyecto de la escuela y yo en cosas del trabajo. Teníamos escala obligada de 4 horas. Cuando se acercó la hora nos fuimos moviendo a la puerta y ohhhhh Yisus. Para mi sorpresa fue la ´puerta general de aviones pequeños de la terminal 2. Esta puerta la utilicé cuando viaje a Cd del Carmen y básicamente era llevarte en camión lejos en la pista y abordar el avión en una escalera. Sufrí un mini momento de pánico pero me tragué mi pánico y muy segura de mi misma dije que requería apoyo de abordaje. Llegaron dos hombres con la silla pasillera e hicimos el cambio de mi silla a la pasillera desde abajo. Luego me subieron cargada en la silla y me pusieron en mi asiento. Nuevamente fui la primera y todo excelente. Por un momento de pánico y estrés no me iba a arruinar mi vacación antes de llegar a la playa. El procedimiento de bajada en Huatulco fue igual. Así que no more issues en los aeropuertos.

¿Dónde me quedaría?

El lugar obviamente debía ser accesible, con rampas, baños accesibles, puertas amplias, amplio, elevadores en caso de necesitarse y sobretodo inclusivo. Hice una verdadera búsqueda minuciosa de cerca de 2 semanas para saber que lugar me convenía. Algo que me preocupaba era el tamaño de las puertas. Sí recuerdan, el tipo de silla se llama GPV. Este tipo de silla, si la ves de frente esta en forma de A. Es decir, las ruedas de mi silla están un poco mas separadas de abajo. Exactamente mide 68 cm de abajo. Por lo tanto, necesitaba puertas de al menos80 cm para caber.

Llamé a siete hoteles diferentes preguntando las dimensiones de las puertas. Una pregunta que supongo no hacen mucho, ya que toooooooodos tuvieron que ir a medir y contestarme después. Que bueno que hablé porque mi primer opción medía 70 cm. Me alarmé ya que dije no puedo darme el lujo de no poder accesar al baño o inclusive al cuarto. Esto no era opción. Finalmente hubo un hotel que su puerta mas angosta era de 90 cm y dije yeeeeeeeei ahí nos quedaremos.

El hotel es todo incluido y un poco viejo para mi gusto, pero en general no me desilusionó. Era muy inclusivo, muy accesible y en momento me sentía rara ya que un día eramos cuatro personas en silla de ruedas jajajaja. Soooooolo un detalle, no había rampa para bajar a la playa pero los trabajadores muy amable me bajaron y subieron como Cleopatra. No me gusta que me levanten pero dije eeeeeeeeeeeeeeeeequis estoy de vacaciones y no dejaré que algo así me moleste o me perturbe. Así que baje a la playa a un camastro a leer un libro mientras mi familia hacía kayak.

¿Cómo me movería en el pueblito?

Taxiiiiiiii easy issue.

¿Turistear?

Obvioooo que sí. Fui a dar el rol con mi familia el día después de la boda. Algo que me sorprendió fue el ver taaaaaaaaaaaaantas rampas en cada esquina. Incluso mas accesible que unos condados de Texas y eso me hizo muy feliz.

Acerca de la boda creo que platicaré después.

Bye bye my friends

One cherry



No hay comentarios:

Publicar un comentario