sábado, 22 de febrero de 2014

¿Balance? ¿es posible?


HELLO!

Long time. Este mes que casi termina ha estado de locos. Muchos pendientes, muchos proyectos, salidas, compromisos, entrenamientos y tan poco tempo que a veces me quiero volver loca. Sí me conocen soy una mujer con pila y ganas de hacer mil cosas y cuando no me salen (ya sea por mi o por terceros) uff me desquicio jajaja.
Hay muchas cosas que me sacan de mis casillas. Una de las principales es el no saber a manejar. Me molesta e incomoda ya que el depender de alguien (dígase hermano, mamá, papá o amigos) me limita. No me gusta echarle la culpa a alguien mas cuando algo no sale, sin embargo, en mas de una ocasión he quedado mal porque alguien mas me quedó mal.

Algo típico es trabajo. Uff, amaría poder llegar temprano pero no he podido llegar a ese balance. Trabajo en casa la mayoría del tiempo, voy a la oficina unas seis horas a la semana aproximadamente. Algo que suAcedió a principios de año me molestó y es fecha que no lo supero. Me mudé de casa y por cuestiones de mi proveedor de internet me quedé sin servicio una semana. Sí, una semana entera. Y ¿por qué no?, esa misma semana salió un proyecto importante el que requería estar al pie del cañón. Ya me verán yendo al estacionamiento de Carl’s Jr. a robarme el internet desde el carro y trabajar desde ahí.
Siempre he sido muy responsable y espero que mis jefes sí se den cuenta sino estoy frita jajaja. Siempre he intentado estar ahí y dar lo mejor para cualquier proyecto, pequeño o grande. Sin embargo, hay momentos en los que no está dentro de mí dar o hacer algo y me frustra. Siento horrible cada que he dejado a mi equipo solo para irme a inyectarme un medicamento o hacer un procedimiento. Yo sola me digo que es obligatorio retirarme y hacer esto, pero es muy difícil para mi decir –bueno, ya me voy, ahí se ven, regreso en dos horas. Bye- este tipo de actitud no está en mi. No señor, y creo que nunca lo estará.
¿cómo hacerle para cumplir con todo y todos? Pues uff por mas que lo pienso no llego a una buena respuesta. Una parte de mí dice que nadie está forzado a lo imposible pero esto me lleva a otra cosa ¿realmente cumplir es imposible? Obvio no, no quiero creer que no hay balance. ¿cómo cumplía antes con todo y todos? Ni lo recuerdo, creo que siempre andaba corriendo pero todo salía. Ahora creo que poquito a poco le estoy agarrando la onda a esta nueva velocidad para así balancear esta etapa. Paciencia, paciencia.

Les mando un besito y cerezas balanceadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario