lunes, 23 de septiembre de 2013

Algo nuevo

¡Hola!

Ha pasado ya un poco mas de un año desde mi accidente. He tratado de adaptarme poco a poco en todos los aspectos. Aun me queda mucho por recorrer pero ahí la llevo lentisimo. Me he tomado tiempo para reflexionar que ha pasado y a donde quiero continuar. El nivel de dependencia que tengo y realmente cuanta ayuda necesito.

Hace un par de semanas vino un amigo que radica en Madrid. Hablar y convivir con él me dio un boost increible. A este amigo lo conozco desde hace años y convivir con él fue grandioso, sentía que la silla y la poca habilidad que tengo para levantar una taza de café eran invisibles al momento de estar en una cafetería. Me platicaba sobre su vida en España, sus sueños, anhelos y objetivos. Me hizo recordar un poco quien soy. Platicamos muchisimo y sentí una asombrosa calidez en su ser. 

Mi amigo ya me había visto en silla en Diciembre en una cena que básicamente me apoyó en todo. Me colocó servilletas, le dio de tomar y casi comer porque la cuchara pesaba mucho. Ahora que lo veo era totalmente dependiente. Ahora la situación fue otra. Me las arreglé para prepararme mi café a mi gusto, a comer cuando quisiera y platicar como antes, moviendo las manos todo el tiempo. Me sentía libre. Entendió rápidisimo que si necesitaba ayuda yo se la pediría y no se impuso como muchos lo hacen. 

Algo que le comentaba es que entre mis planes es reaprender a manejar y ser un poco mas libre para finalmente romper el círculo de tener que esperar que alguien me transporte. Sin embargo, el hecho de tener carro nuevamente me estresa y encanta a la vez. Muchísimas veces me he sentido vulnerable y un "easy target" para cualquier tipo de abuso en general. Pienso que cuando empiece a manejar será un gran reto cuidarme para que la gente no me lastime. ¿Cómo que lastimar? 

Me he puesto a pensar que el simple hecho de ir a un centro comercial sola sería algo tormentoso al inicio. Una persona en silla de ruedas al manejar un auto no llama la atención pero ya cuando me estacione en cualquier lugar público creo que será dificil. El nivel de seguridad en Monterrey me altera, es bastante bajo y siento que al estar sola en cualquier lugar público cualquier delincuente me podría atacar. 

Mentalmente no me siento débil ni vulnerable pero físicamente Oh my!! Tal vez me esté predisponiendo pero el hecho de querer ir sola minimo al mandado me altera. Una parte de mi esta lista para la independencia mientras que la otra tiene un cierto disconfort. ¿Será así siempre? No lo sé. No lo creo. No quisiera.

Poco a poco me he ido despegando de mi enfermera y estoy mas enfocada en mi cuidado para no tener el nivel de dependencia con alguien. He sentido muchisimas veces que tal vez no intento algo porque todos a mi alrededor me sobreprotegen y lo hacen por mi. Peroooo luego me he dado cuenta que era peligroso el hecho de hacer yo sola algo. He empezado a cocinar ya bien bien, pero la otra vez casi se me cae la olla encima con agua caliente. Eso sí sería un desastre!

Todos los días trato de hacer algo diferente, algo nuevo por mas pequeño que sea. Siempre he dicho que todos los días hay que aprender algo. El día de hoy aun no sé que voy a intentar pero alguna necesidad me empujará a intentar algo nuevo. ¿Ustedes aprenden algo todos los días? Estoy segura que sí aunque no lo vean o sientan.

Me retiro, tengo que salir corriendo a intentar algo nuevo jajaja

Besos y dos cerezas!


4 comentarios:

  1. Hola Gaby,

    Me llamó mucho la atención esto que escribes con respecto al miedo que sientes por la inseguridad en Monterrey actualmente debido a tu condición. Yo se que jamás podría decir que te entiendo o ponerme en tu lugar, pero quería compartirte algo que a mi me ha pasado desde que estoy embarazada. Tengo mucho MIEDO! todo el tiempo tengo miedo. Antes no me importaba caerme, chocar, que me asaltaran o incluso se podría decir que no me daba miedo morirme. Pero desde que estoy embarazada ahora tengo miedo de todo, uno se siente mucho más vulnerable a todo por que ante cualquier ataque no puedes reaccionar igual, ni físicamente ni emocionalmente.
    Al final he concluido que este miedo que se apoderó de mi desde mi embarazo no se me va a quitar nunca jejeje, por lo que estoy decidida a aprender a vivir con el. Creo que no queda de otra más que encomendarme a Dios en todo lo que hago, saber que sólo Dios tiene un plan escrito para mi y por supuesto tratar de no exponerme a riesgos innecesarios. Es decir, cuidar los lugares a los que asisto y a las horas a las que voy, etc. pero al final de cuentas uno no puede detenerse por el miedo no?

    Te mando un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Hola!

      Estás en lo correcto, es mejor aprender a vivir con ese sentimiento y sobretodo tratar de cuidarse lo mas que se pueda. Nadie está exento de sufrir un accidente o presentarse en el momento y lugar no adecuado, ni aunque viviéramos en una burbuja dentro de casa. Trato de planear bien la logística de cualquier evento por mas sencillo que parezca para no dejar de hacer la actividad o no presentar mas dificultades de las necesarias.

      Actualmente paso pocos momentos sin compañía (enfermera, familia o amigos) y es en estos momentos en los que ni quiero moverme por temor a que me pase algo, como caerme o lastimarme al pegarme. No sé, es difícil explicar el sentimiento de inseguridad que tengo. Apenas estoy terminando de entender como manejarme teniendo compañía y ahora en lo que me he puesto a pensar es como le haré sin ese apoyo. Una gran parte de mi quiere estar sola, sin compañía y otra parte me dice y como piensas resolver tal o cual situación. Creo que hasta que se me presente la situación sabré que hacer. Y sí me equivoco espero tener otra oportunidad de corregir jejeje.

      Muchas gracias por compartir tu situación, ya eres toda una mamá preocupona jejeje :)

      Eliminar
  2. Buen post! Me pregunto si la gente valorara cosas como levantar una cuchara con su propia mano, su vida seria mas gratificante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que solamente cuando pierdes algo es cuando lo valoras. Se escuchó bien quote de esas de amor jajaja pero es ciertamente aplicable a tu comentario. Creo que hasta que te enfrentas en una situación adversa es cuando entiendes y valoras las pequeñas cosas.

      Algo que pasa mucho en esto de los lesionados medulares es que se quejen de toooodo lo perdido. Hay una persona dentro de un foro online que tiene una lesión mínima (no siente el pie) pero es totalmente funcional, camina, corre, etc. Solo no lo siente. Pero se queja y hace una pity party tan grande que hasta molesta a aquellos que ya quisieramos esa funcionalidad.

      En fin, creo que cuando la gente pierde algo es cuando se detiene a pensar en lo perdido y lo valora. Y cuando lo va recuperando es cuando se vuelve algo sorprendentemente valioso y gratificante :)

      Eliminar