jueves, 27 de junio de 2013

Gratitud

Hoooooola,


Han pasado ya 11 meses de mi accidente y creo que no he sido muy clara en lo agradecida que estoy con muchisima gente. La gente que ha estado (y la que no) ha ayudado en su muy particular forma a sentirme y reincorporarme a esta nueva yo. La gratitud es lo opuesto a la auto-compasión. Con gratitud podemos apreciar las pequeñas cosas que van bien durante el día. La gratitud de nuestra vida tal como es, no como nos gustaría que fuera, ni como fantaseamos que será, sino la gratitud por el día de hoy. Una forma de empezar a desarrollar una actitud que nos permite estar agradecidos es tomar algo de tiempo al final del día para hacer una lista de las cosas buenas que ocurrieron. Al escribir una lista todos los días, vamos a empezar a desarrollar una perspectiva diferente de la vida. Podemos comenzar a ver que nuestras vidas realmente tienen una riqueza que ni sospechamos.


Mi lista de ayer fue "doy gracias por tener acceso a una alberca adaptada, doy gracias por mis papás que me apoyan y me llevaron hoy y al ver que la silla adaptada de la alberca no decidieron regresarse a la casa sino buscar otra manera de ayudarme a entrar a la alberca, doy gracias por la llamada de un amigo que se encuentra lejos y doy gracias por tener algo que comer y un techo sobre mi cabeza (con clima por favor)."


Mientras vemos la gratitud como una tarea y el agradecimiento como una carga, vamos a hacer pocos avances en nuestro desarrollo personal. Tal vez el principal obstáculo a la gratitud es que es difícil ser agradecido por los problemas en nuestras vidas. No es fácil ser agradecido por ser lesionado (creo que jamás podré estar agradecida por esto) o el divorcio, o por haber perdido el trabajo. Per tal vez si estar agradecida por los resultados de estos eventos. En mi caso me di cuenta que tengo personas a mi alrededor que de alguna manera me aprecian y me aceptan. Y es posible que el daño sufrido sea muy profundo y necesitemos lamentar estas pérdidas, pero tenemos que darnos cuenta de que al hacer frente a estos problemas, nos convertimos en mejores personas. 

 

Yo hoy doy gracias por mi familia que me ha apoyado en todos los aspectos en los que se puede apoyar; doy gracias por mis amigos y amigas que me escuchan aunque ya los tenga mareados con los mismos temas, que me ayudan a subir un escalón, aquellas amigas de buen corazón que me ayudan a no estar inestable emocionalmente y me brindan su mano fuerte y amigable; doy gracias por seguir aquí en esta vida terrenal tratando y luchando para ser feliz, peleando tanto con mis propios demonios internos como con los que la sociedad me pone sobre mis hombros.


Doy gracias por tantos eventos del día a día que me ayudan a llenar mi espiritú y no me dejan caer aunque a veces sienta muchisimo peso sobre mi. 


Y ustedes que me leen también agradezco que se tomen el tiempo de leer mis aventuras y pensamientos. ¡Gracias!




No hay comentarios:

Publicar un comentario